"comprehendere scire est"

Divisor

Consejo Nacional para el Entendimiento Público de la Ciencia.

Recursos Covid19

Cuatro microrrelatos sobre la divulgación de la ciencia


Dr. Luis Javier Plata Rosas + Universidad De Guadalajara

CLICHÉ DIVULGATIVO

"¡Hola, amiguito! ¿Te has preguntado alguna vez si México es un país megadiverso?..."

"Tres cuartas partes de la superficie terrestre están cubiertas de agua..."

"¿Sabías que el desarrollo sostenible consta de tres pilares: el económico, el social y el ambiental?..."

"Comencemos nuestro viaje por el universo: desde lo más pequeño a lo más grande..."

Harto de leer y eliminar clichés, renunció a su trabajo como editor de la popular revista de divulgación científica para no salir más del laboratorio, sin saber que al hacerlo inauguraba el cliché del divulgador frustrado que se convierte en científico.


TRANSFIGURACIÓN

Nadie se dio cuenta cuando comenzó, pero en él lo falso dejó de serlo para volverse espurio. Donde antes veía piedras, había ahora sedimentos; los árboles que lo rodeaban se convirtieron en individuos leñosos… llegó el día en que los números fueron sustituidos en sus papers por valores numéricos.

Dejó de pensar en sí mismo y en sus colegas en primera persona al ser poseído por una voz pasiva que, irónicamente, se volvió la única activa en su interior.

Mucho tiempo después, al ser nombrado emérito, dos níveas protuberancias surgieron de su testa y comenzaron rápidamente a crecer hasta formar una poderosa cornamenta. De su cuerpo emanaba una luz radiante que cegó a sus colegas.

Comenzó a elevarse mientras de su boca surgían las palabras que explicaban los últimos misterios de la ciencia, mas ya nadie entendía lo que, en su jerga de vaca sagrada, decía.


LASCIATE OGNI SCIENZA

El primer círculo era el de Los Payasitos de la Ciencia, que hacían reír a la gente con sus memes y monólogos científicos. En el segundo Los Maestros Sustitutos gesticulaban y escribían en pizarras infinitas sobre temas que no aparecían en los Programas Oficiales de los Ministerios de Educación.

Seguí descendiendo y, gracias a sus gritos ensordecedores ( “¿QUÉ COSA ES FÁCIL? ¿QUÉ COSA ES DIVERTIDA? ¡LA CIEN-CIA LA CIEN-CIA!”), encontré a Los Porristas. Mi ánimo no experimentó mejora alguna.

El penúltimo círculo era el reservado a Los Homeópatas de la Popularización, cuyos esfuerzos por explicar todo sin usar matemáticas fracasaría por toda la eternidad (¡pobres diablos!).

Al llegar al fondo del foso, aparté mi vista con horror: La Sagrada Ciencia era ahí prostituida por Los Vulgarizadores, quienes en vida cobraron por cada palabra que sobre ella dijeron en público.

Tomé mi lugar al lado de ellos, pues fue entonces que supe que había sido condenado al Infierno de los Prejuicios sobre la Divulgación.


EL TEXTO DIVULGATIVO MÁS BELLO DEL MUNDO

No tiene una sola ecuación física, una sola fórmula química, un solo símbolo matemático. No aparecen tecnicismos ni palabras distintas a las mil más comunes de la lengua materna del lector. Explica el tema, las ideas científicas, los principios fundamentales, los procesos y fenómenos naturales que le competen con una profundidad tal que, al terminar de leerlo, uno ha comprendido plenamente todo sin haber estudiado un posdoctorado. Desmenuza ante nuestros ojos las hipótesis, las observaciones y los experimentos hechos por los investigadores para validar las primeras, y el porqué y cómo del diseño de las segundas y de los terceros. Despierta la curiosidad, entusiasma a un grado tal que uno desea contactar, abrazar y felicitar al investigador más cercano, y salir de inmediato de su casa a marchar por más apoyos económicos para la investigación científica. Es tan placentero como si fuese uno mismo, y no otros, quien hizo el descubrimiento.

Quien lee este texto prodigioso no puede evitar una fuerza irresistible que lo empuja a ser científico. Una vez que lo es, en cuanto se relee el texto divulgativo más bello del mundo se convierte en otro ejemplo más de vulgarización de la ciencia, cuyo destino inevitable es la papelera de reciclaje.


Luis Javier Plata Rosas es Investigador en Ciencias del Mar y un reconocido divulgador Mexicano residente de Puerto Vallarta Jalisco. Sus libros de divulgación han encabezado las listas de ventas en librerías físicas y virtuales.


Cómo citar este artículo ISO690.
Portada Aleph-Zero

Aleph-Zero 92


Revista de Educación y Divulgación de la Ciencia, Tecnología y la Innovación

Octavia Estelle Butler .

Biografía. Redacción Alephzero + Comprendamos.

Mario Molina 1943-2020 .

Biografía. Redacción Alephzero + Comprendamos.

Guillermo Soberón Acevedo 1925-2020 .

Biografía. Redacción Alephzero + Comprendamos.

Ganadoras de las Becas para las Mujeres en la Ciencia L´Oréal-UNESCO-AMC 2020 .

Científicos. Redacción Alephzero + Comprendamos.

Cuatro microrrelatos sobre la divulgación de la ciencia .

Cuento. Dr. Luis Javier Plata Rosas + Universidad De Guadalajara.

Currículum Studii - Una Propuesta Propia .

Educadores. Dr. José Vitelio García Maldonado + Comprendamos.

El Cacao: Alimento Divino .

Libros. Sala De Prensa + Fundación Herdez, A.c..

María Del Pilar Carreón Castro, Directora ICN UNAM 2020-2024 .

Noticias. Redacción Alephzero + Comprendamos.

Sismológico Nacional, 110 años de inconmensurable servicio a la nación .

Testimonio. Redacción Alephzero + Comprendamos.