"comprehendere scire est"

Welcome divider

Consejo Nacional para el Entendimiento Público de la Ciencia.

Pseudociencia revelada: El secreto y la ley de la atracción


Liza Danielle Kelly Gutiérrez + ; Luis Javier Plata Rosas +

“El secreto es la Ley de la Atracción. Todo lo que llega a su vida usted lo atrae hacia ella. Y es atraído a usted por virtud de las imágenes que mantiene en su mente.”
Fragmento de la película “El secreto”

Desde hace algunos meses, una película ha revelado un secreto mayor que el imaginado por Dan Brown pero, para desilusión de los amantes de este baturrillo de New Age y pseudosciencia tan ficticio como el supuesto misterio oculto en la Mona Lisa, con el agravante de que Brown nunca pretendió engañar a nadie, pues a ningún librero se le ocurrió colocar a “El código da Vinci” en la sección de Ciencia -aunque, ¿quién puede asegurarlo? En cierta librería la persona responsable del acomodo colocó en la sección de Cocina a “Los hornos de Hitler”.
¿En qué consiste el místico conocimiento del filme “El secreto”, transmitido en el mayor de los sigilos sólo a unos cuantos elegidos, de generación en generación, desde siglos antes de Cristo, y –según aseguran en el filme- responsable de que 96% de la riqueza del mundo esté concentrada en un 1% de la población? En que tus pensamientos tienen una frecuencia que viaja por el espacio-tiempo en forma de una especie de ondas electromagnéticas que cambian la realidad del universo. Piensa positivamente y recibirás cosas positivas, lo que no es ningún secreto para los autores de obras de autoayuda y superación personal, pero que en este caso se lleva a una situación extrema: piensa que vas a recibir un millón de pesos y, si en tu mente fijas ese pensamiento con suficiente intensidad, en un tiempo indefinido recibirás un millón de pesos, aunque no se nos aclara cómo ni en qué unidades medir “científicamente” el valor mínimo para lograrlo. Por otro lado, si estás enfermo, es por culpa tuya, por estar tu mente llena de malos pensamientos que atrajeron esa enfermedad a ti. Tampoco es un secreto que esta misma hipótesis es manejada por una amplia gama de autores místico-pseudocientíficos, que abarca desde “Tú puedes cambiar tu vida” hasta “Un curso de patrañas” (perdón, de milagros).
¡Tiembla, Carlos Slim! Ahora cualquiera puede ser como tú, gracias a la generosidad de Rhonda Byrne, productora del filme. Todo aquel con dinero suficiente para comprar el DVD de “El secreto” finalmente sabrá que personas como Aristóteles, Beethoven, Newton, Ford, Edison y Einstein debieron sus logros única y exclusivamente a la Ley de la Atracción. Si después de compartir este secreto con ellos no logramos hacernos ricos –porque, curiosamente, aunque pone de ejemplo a grandes filósofos, músicos, inventores y científicos, el énfasis de la película está en cómo conseguir cosas materiales, y no en de qué manera volverse más inteligente o talentoso-. El Secreto ha dejado de serlo, y está 100% respaldado por la ciencia. O al menos así lo aseguran los “Maestros Secretos” convocados por Rhonda.
Para quienes no han tenido oportunidad de enterarse del secreto, presentamos a continuación un resumen ejecutivo que puede ahorrarles algún tiempo y dinero: En un principio, Rhonda Byrne escribió un libro con el mismo título y tema de la película; pero, ¿quién va a molestarse en leer otro manual de autoayuda, que quizás requiera mayor esfuerzo de análisis y despierte dudas en el lector, si puede hacerse una película a partir del mismo en el que nuestra mente navegue tranquilamente en transmisión automática? Así, Rhonda la mezcla de empresarios, visionarios, maestros, filósofos, especialistas en Feng-shui, autores de obras similares (por fortuna, tuvieron el recato de no llamarlos “escritores”) y físicos cuánticos nombrados como Maestros Secretos, nos presentan a través de una serie de entrevista los fundamentos y alcances de la Ley de la Atracción: “Lo semejante atrae a lo semejante”. ¿Por qué es una Ley? Porque es infalible. ¿Cómo sabemos que nunca falla? Porque lo dicen los Maestros Secretos. ¿Y si en mi caso no funciona? No hay respuesta más sencilla: es por tu falta de fe en ella. ¿No suena esto muy similar a una religión? Sí, pero en este caso, dicen los Maestros Secretos, la ciencia ha validado esa Ley de la Atracción. Si así ha ocurrido, ¿no es contradictorio que siga siendo un secreto, cuando una de las características de la ciencia moderna es la publicación de nuevos resultados para su análisis y discusión por la comunidad mundial de especialistas?
En la película, uno de los Maestros Secretos afirma: “La forma más sencilla para mí de ver la Ley de la Atracción es pensando en mí como si fuese un imán y sé que un imán ejerce una atracción.” (…) “Usted se convierte en aquello en lo que piensa todo el tiempo pero también atrae aquello en lo que piensa todo el tiempo. Si lo ve aquí, lo sostendrá aquí. Y ese principio se puede resumir en tres palabras sencillas: los pensamientos se vuelven cosas”. Desgraciadamente, de entrada la analogía es incorrecta, y esto es evidente para todo aquel que estudió ciencias naturales en su escuela primaria: polos iguales se repelen, polos opuestos se atraen. Es poco probable que los Maestros Secretos quisieran decir es que su “ley” se parece un poco a lo que vimos en química de secundaria: lo semejante disuelve lo semejante.
Haciendo caso omiso del error mencionado, según los Maestros Secretos nuestros pensamientos emiten una señal magnética que atrae lo semejante. Si pensamos en cosas positivas, atraeremos cosas positivas y viceversa. De acuerdo con estos grandes sabios de la New Age, “está científicamente comprobado que un pensamiento positivo es cien veces más poderoso que uno negativo”. Si lo positivo es, como afirman, cien veces más poderoso que lo negativo, entonces ¿por qué repetidas veces nos advierten que no debemos perder en ningún momento nuestra concentración en transformar nuestros millones de pesos mentales en billetes palpables? Si dudamos por un momento de la eficacia de la Ley, la misma garantiza que nuestra duda tiene un efecto cien veces menor que todo el tiempo que perdimos visualizando nuestra futura ganancia.
Proponemos un experimento para determinar si en verdad funciona la Ley de la Atracción: en la próxima elección presidencial, un tercio de los votantes debe pensar durante todo el tiempo que dure la campaña electoral que su candidato ganará la elección, mientras que dos tercios pensarán con igual intensidad que ese candidato perderá. Como los pensamientos positivos tienen un efecto cien veces mayor que los negativos, es casi seguro que ese candidato gane, a menos que el primer tercio piense que habrá fraude la mayor parte del tiempo que debería utilizar para visualizar a su candidato en la silla presidencial, con lo que atraerá con certeza esa “mala vibra”, materializará el fraude y será el responsable de la derrota de dicho candidato.
De regreso a las enseñanzas de “El secreto”, ¿cómo fue que se comprobó “científicamente” la Ley de la Atracción? En ningún momento explican los Maestros Secretos los experimentos –estos sí secretos, al parecer– que realizaron para ponerla a prueba, tan sólo culpan a la mecánica cuántica, que se ha convertido en la favorita de este tipo de pseudociencia para dar fundamento a sus observaciones, con un poderoso razonamiento, digno de la “reducción al absurdo” de Galileo, similar al siguiente: “Si Richard Feynman, premio Nóbel de física, afirmó que nadie entiende la mecánica cuántica y él era uno de los mayores expertos en el tema, entonces cómo puedes tú, vulgar escéptico, afirmar que no es cierto lo que el supuesto experto en mecánica cuántica que aparece en el video afirma al respecto.” Uno de esos Maestros Secretos especialista en mecánica cuántica, John Hagelin, es el actual director de la Universidad Maharishi, fundada por el yogui Maharishi Mahesh y localizada en Iowa, Estados Unidos. Esa universidad ofrece posgrados, un curso a la vez por semestre -para evitar que sus estudiantes queden exhaustos por el esfuerzo mental que representa, en universidades tradicionales, tomar varias materias simultáneamente-, en “ciencia védica” –sea lo que sea esto- y tiene entre sus trascendentales líneas de investigación el desarrollo de métodos para “incrementar la coherencia cerebral y el uso de las reservas cerebrales”. Debe añadirse que los dos físicos que aparecen en la película son también estrellas de otra producción similar, aunque por el momento mucho más famosa: “¿Y tú que “@&# sabes?”, que ahora puede comprarse en “paquete cuántico”.
Lo que en verdad dice la mecánica cuántica, y esto puede comprenderlo cualquiera de nosotros sin necesidad de un Nóbel, no es que nuestra mente pueda cambiar la realidad que nos rodea, sino que, por ejemplo, no es posible conocer con exactitud durante un experimento la velocidad y posición de un electrón debido a que, al hacer la observación necesaria para medir alguno de estos parámetros, la velocidad o la posición se ven modificadas por los fotones que inciden sobre el electrón, no por las “ondas cerebrales” del investigador. En ningún momento fue el investigador quien “materializó” sus pensamientos para crear una realidad.
Llama la atención el porqué a quienes producen películas de motivación y superación personal como “El secreto” no les basta con presentar honestamente sus productos como una especie de doctrina filosófico-religiosa o de enseñanza metafísica, sino que intentan arroparlos con el manto de la ciencia. Tal parece que su premisa es: “Si parece ciencia, entonces es ciencia. Y si el espectador piensa que es ciencia, vamos a ampliar considerablemente nuestro mercado.”
A pesar de toda la evidencia en contra, convencer a un adepto de “El secreto” de la vacuidad del mismo puede ser una tarea imposible, pues ya hay quienes afirman que, cada vez que vuelven a ver la película, descubren un nuevo secreto y que, ahora sí, ese es el verdadero secreto, disponible única y exclusivamente para las mentes iluminadas que han conseguido atraerlo hacia ellas. Si el resto de nosotros, vulgares escépticos, no logramos comprenderlo, será únicamente por culpa de nuestra incapacidad de creer algo sin necesidad de pruebas. Hay que reconocer que –y esto no es ningún secreto- esta vez tienen razón.

Liza Danielle Kelly Gutiérrez y Luis Javier Plata Rosas son oceanólogos y profesores de la Universidad de Guadalajara en Puerto Vallarta, donde estudian las características oceanográficas de la Bahía de Banderas. Liza Kelly es especialista en contaminación marina. Luis Plata es socio titular de la SOMEDICYT, autor de “Mariposas en el cerebro. Cuarenta aleteos sobre ciencia”, publicado por Paidós; “El canto de Malena, la ballena”, su segundo libro, será publicado este año por Lectorum.

Fuentes.
Cómo citar este artículo ISO690.
Portada Aleph-Zero

Aleph-Zero No. 45


Revista de Educación y Divulgación de la Ciencia, Tecnología e Innovación

Richard Rorty; El pragmatismo y la filosofía como genero literario. In memoriam R. Rorty [1931-2007] .

Biografía. Dr. Adolfo Vásquez Rocca + Pontificia Universidad Católica De Valparaíso.

Cuentos sobre agua .

Cuento. Marisa Avogadro +.

Au revoir! Jean-Claude .

Divulgadores. Tania Papaqui + Benemérita Universidad Autónoma De Puebla.

Matemáticas y Escher .

Divulgadores. Liz Ramiro Fernández + Licenciatura en Matemáticas, Universidad de las Américas Puebla;.

Una vida sin recuerdos .

Divulgadores. .

Modelado de sistemas en tiempo real utilizando redes de petri .

Divulgadores. José De Jesús Medel Juárez + Centro De Investigación En Computación - Ipn; Pedro Guevara López + Dirección De Recursos Humanos – Ipn; Víctor Manuel Suárez Quezada + Centro De Investigación En Ciencia Aplicada Y Tecnología Avanzada – Ipn.

Telecontrol sobre TCP/IP .

Divulgadores. Alejandro Israel Barranco Gutiérrez + Centro De Investigación En Ciencia Aplicada Y Tecnología Avanzada, I. P. N; José De Jesús Medel Juárez + Centro De Investigación En Computación, Instituto Politécnico Nacional; Daniel Sánchez Guzmán + Centro De Investigación En Ciencia Aplicada Y Tecnología Avanzada, I. P. N.

Pseudociencia revelada: El secreto y la ley de la atracción .

Divulgadores. Liza Danielle Kelly Gutiérrez + ; Luis Javier Plata Rosas + .

La contaminación con metales, la salud y las estrategias preventivas, ¿qué hacemos para evitarla? .

Divulgadores. Teresa De Jesús Palacios Hernández + Universidad De Las Américas Puebla.

No divulgarás (45. julio -septiembre, 2007) .

Editorial. Miguel A. Méndez-Rojas + Universidad de las Américas, Puebla.

Estimulacion motriz para mejorar la adquisicion de la lecto-escritura .

Educadores. Lic. Lorenzo Alva Frías + ; Lic. Erika Andrade Ballesteros + ; Lic. Delia Banda Correa + ; M.c. Gustavo López Badilla + Universidad Estatal De Estudios Pedagógicos(ueep), .

Integración y marginacion dos grandes luchas de las organizaciones indígenas .

Gobernanza. Katherine Gómez Parra + Alumna De La Carrera De Trabajo Social Universidad De La Frontera.

Determinación de la biomasa zooplanctonica durante un ciclo diurno en la laguna de Barra de Navidad, Jalisco. .

Investigación. Ramiro Flores Vargas + Departamento De Estudios Para El Desarrollo Sustentable De Zonas Costeras Centro Universitario De La Costa Sur, Universidad De Guadalajara (udg-ca-341); José Ángel Hinojosa Larios + Departamento De Estudios Para El Desarrollo Sustentable De Zonas Costeras Centro Universitario De La Costa Sur, Universidad De Guadalajara (udg-ca-341); María Del Carmen Navarro Rodríguez + Departamento De Ciencias Médicas Y Biológicas, Centro Universitario De La Costa, Universidad De Guadalajara (udg-ca-345), Puerto Vallarta, Jalisco; Luis Fernando González Guevara + .

A la memoria de Federico Ferro Gay .

Kultur@leph. Carlos Macias Esparza + .

Data warehouse, análisis de datos no estructurados .

Tecnólogos. Dr. Sócrates Torres Ovalle + Universidad Autónoma De Coahuila; I. Alma Jovita Domínguez Lugo + Universidad Autónoma De Coahuila.