"comprehendere scire est"

Welcome divider

Consejo Nacional para el Entendimiento Público de la Ciencia.

Marcha por la Ciencia 2.0


Raúl Alva García + Universidad Autónoma Metropolitana


Al menos desde el siglo 19, la ciencia ha representado un factor esencial en el desarrollo, crecimiento y supervivencia de naciones alrededor del mundo. El Imperio Británico sostuvo el dominio de los mares al mismo tiempo que desarrolló los fundamentos de la oceanografía y la climatología en el siglo 19. Napoleón Bonaparte, oficial de artillería francés, apoyó el estudio físico de los gases, lo que contribuyó al descubrimiento de las Leyes de la Termodinámica. Y Abraham Lincoln creó la Fundación Nacional de Ciencia, lo que fue un factor decisivo en el triunfo de la Unión sobre la Confederación en la Guerra de Secesión norteamericana.

En cambio, México es un país dependiente de la Ciencia y de la Tecnología que se realiza y desarrolla en otros países. Y cuando en México se llegan a presentar problemas económicos, los Secretarios de Hacienda y los Legisladores recortan los presupuestos a ciencia “porque hay prioridades”. No han entendido que la Ciencia es la herramienta para salir de los problemas más serios que enfrentan las sociedades humanas.

Por ello, un grupo de estudiantes, profesores e investigadores en México, en enero de 2017 anunciaron una Marcha por la Ciencia para el 22 de abril de ese año, uniéndose a un movimiento mundial llamado “March for Science” el Día de la Tierra de 2017.

Casi un año después, las comunidades científicas en México y en otros países siguen enfrentando problemas. Algunos son los mismos, otros son nuevos.

Entonces, ¿por qué convocan a otra Marcha por la Ciencia? Precisamente por eso. Porque los problemas continúan pero al mismo tiempo se han observado cambios. Por ejemplo, miembros de la comunidad científica en los Estados Unidos se han postulado para competir por puestos de elección en los órganos Legislativos, y en México, el Director del CONACYT y el Presidente Peña han enviado al Congreso de la Unión una interesante iniciativa de cambios a la Ley de Ciencia y Tecnología.

Así que la Marcha por la Ciencia en 2018 parece ser un ejercicio colectivo del mismo tipo que las reuniones, simposios, congresos y otras prácticas en las que los científicos y sus estudiantes comparten, discuten, analizan y estudian los problemas temáticos de sus disciplinas, pero en este caso los temas son los problemas para el desarrollo de la Ciencia en el contexto mundial y de cada uno de los países participantes.

Sin embargo, hay algo diferente y que al mismo tiempo es extraño pero normal en el ámbito de la Ciencia: la aparente ausencia de un liderazgo o cabeza visible en el movimiento mundial de March for Science y en sus expresiones nacionales y locales. La Ciencia la hacen los humanos y los humanos, como homínidos sociales suelen tener y seguir líderes y hasta autoridades (“fulanito es una autoridad en el tema...”). Pero un fundamento en la Ciencia es la invalidez del Principio de Autoridad, a cambio de la validez de la evidencia.
Así que resulta socialmente extraña la ausencia de líderes, de autoridades que encabecen los movimientos de Marcha por la Ciencia, llevando, incluso, a despertar desconfianza, tanto entre la opinión pública como adentro de la misma comunidad científica de algunos países.

Mi interpretación, como científico, de esta característica del movimiento internacional y de los locales es que, así como los humanos maduran con base en las experiencias y las crisis, tal vez esta crisis esté catalizando la transformación de la comunidad científica internacional y las locales a comportarse de “modo más científico” y “menos mamífero”, menos emocionalmente humano y más lógicamente, digamos, al estilo de los Vulcanos de la ficticia “Star Trek”. Parafraseando a Mr. Spock, la ausencia de liderazgos visibles en este movimiento consensuado y horizontal es lógico o, científicamente científico. O al menos las evidencias así lo sugieren fuertemente.

Sólo queda decir que la Ciencia así funciona, como una empresa humana, colectiva, basada en evidencias revisadas independientemente y aceptadas así por consenso. Y que estas evidencias sugieren fuertemente que en el mundo actual, sin Ciencia no hay futuro.

Así que por el bienestar y el futuro de los jóvenes, de los niños y de la vida en la Tierra, ¡únete a la Marcha por la Ciencia más cercana, este sábado 14 de abril, en el lugar y a la hora convocada por cada equipo organizador local!




El Dr. Raúl Alva García, es Profesor investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana, asiduo promotor del pensamiento científico, profesor de las materias Físico-Químico-Biológicas y experto divulgador de las ciencias del espacio. Actualmente dedica un año sabático en colaboración exhaustiva con la Agencia Espacial Mexicana


Cómo citar este artículo ISO690.
Portada Aleph-Zero

Aleph-Zero No. 84


Revista de Educación y Divulgación de la Ciencia, Tecnología e Innovación

Stephen William Hawking .

Biografía. Redacción .

Richard Phillips Feynman (100 aniversario) .

Biografía. Redacción .

17° Certamen: Un Día para el Futuro .

Convocatoria. Fundación Comunitaria Puebla IBP .

Baños de Ciencia. Puebla enero - junio 2018 .

Divulgadores. Prensa INAOE, Biblioteca Alma y Consejo Puebla de Lectura A.C..

Marcha por la Ciencia 2.0 .

Divulgadores. Raúl Alva García + Universidad Autónoma Metropolitana.

Centenarios y Bicentenarios .

Editorial. Redacción .

ADIAT Anuncia su 30 Congreso teniendo como eje central a las plataformas tecnológicas .

Innovadores. ADIAT Prensa + Asociación Mexicana de Directivos de la Investigación Aplicada y el Desarrollo Tecnológico .

Instituciones británicas y CONACYT se unen para la implementación de políticas públicas .

Noticias. Oficial de Prensa — Newton Fund - Embajada Británica en México.